PREGUNTAS FRECUENTES

Si querés consultar un especialista en várices, el Instituto Argentino de Flebologiá es la mejor opción. Tenemos distintas propuestas para que encuentres la que se adapte a tu necesidad y elijas hacer un tratamiento de várices con nosotros.

¿QUÉ SON LAS VÁRICES?

Las várices se producen por dilatación de las paredes de las venas superficiales. Esto genera la aparición de telangiectásias (arañitas) en un primer estadío, y posteriormente la aparición de venas de mayor calibre, azuladas, llamadas venas reticulares. Con el paso del tiempo y según el mecanismo que las forme, éstas aumentan de diámetro, se ramifican y en estadíos avanzados producen trastornos en la piel, con aparición de manchas marrones en los tobillos, acartonamiento y finalmente úlceras.

¿CÓMO SE TRATAN LAS VÁRICES?

Las arañitas históricamente se trataron con inyecciones esclerosantes, y dependiendo de la extensión, la duración del tratamiento varía entre 4 y 12 sesiones en promedio, pudiéndose extender mucho más en pacientes con abundantes venas. Las várices reticulares se resuelven a través de microcirugía. En pacientes con ambas afecciones, la primera indicación es efectuar esta cirugía en quirófano y luego continuar con tratamiento esclerosante.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN?

Muchas veces esta debilidad en la estructura de la pared se trasmite de padres a hijos. En otros casos, algunos factores contribuyen a su desarrollo, como el hecho de trabajar de pie, más aún en ambientes calurosos; el sedentarismo, el uso de anticonceptivos orales, el sobrepeso, los embarazos previos y el consumo de tabaco.

¿QUÉ IMPLICA TENER VÁRICES?

En los primeros estadíos, donde aparecen las arañitas y várices reticulares, estas afecciones son de carácter estético. Si bien no existe una indicación médica de tratarlas, en muchas mujeres tiene una implicancia mayor, a veces invalidante que les impide el uso de polleras o mostrar las piernas durante el verano, evitando lugares públicos como playas o piletas.